Últimas reseñas

23.8.13

Y entonces, soñolienta, en su último bostezo se acerco hacia él, aferrándose con ambos brazos, protegiéndose de la lluvia que caía sin parar. Él, sin comprender, pero sin protestar, abrió sus brazos cuidándola mientras dormía. Dudo al hacerlo con la poca coherencia que aún conservaba, pero termino acariciándole el cabello empapado. Al fin y al cabo, ambos eran como una pareja de ebrios, que después de despertar terminarían por olvidarlo todo.


-J.

20.8.13

Eterno y para siempre es mucho tiempo.

Sonrisa falsa. Ojeras bajo aquellos ojos perdidos. ¿Cuándo es que iba a terminar? El dolor parecía crecer, expandiéndose como una goma elástica. 
El Sol, perdido entre las terroríficas nubes, queriendo salir a la superficie e iluminar el día.
Gotas que deslizaban por el cristal como las lágrimas por su rostro. Rímel corrido.
La esperanza seguía viva, enterrada entre la agonía.
Y el único analgésico la hacía querer morir.
Recordó su última sonrisa. Y una nueva lágrima salió a la luz.
Después de que la primera hoja de otoño cayera, hasta hoy, fría noche de invierno, había experimentado, aquella miserable muchacha, toda clase de dolor.
Sueños rotos, fantasías deshechas. El color se había perdido ante sus ojos y el gris volvía a teñir su vida.
El viento le susurraba palabras perdidas mientras acariciaba su cuello.
Pensamientos suicidas, mente en blanco. Intentando dejar todo atrás.
Miro hacia el frente. Su vista nublada por el llanto. Parpadeó una, otra vez.
“Nada es para siempre”, leyó en aquel cartel y entonces suspiró.
Río irónica y falsamente ante su frase favorita. Pero no podía creerla. Creyó que su dolor era eterno. 

~~~~~
Esté fue uno de los primeros relatos que escribí cuando me sentía sola al dejar el blog.
Y al final, cuando la goma elástica se expande en todo su potencial, se rompe y no hay más dolor. 
-J.

7.8.13

Pequeñas experiencias de la vida.

Estoy segura de que todos tenemos complejos y deseamos la vida de alguien más, como si esa otra persona fuera perfecta, pero no lo es. Y les aseguro, queridos, que alguien más desea su vida, así que si ustedes la viven; ¿Porqué querer otra?
Vivan sin límites, afrontando las consecuencias de sus errores, como cualquier persona debería hacerlo. Lean y escriban hasta hartarse-nunca lo harán-. 
Sean y hagan todo lo que quieran de su vida; porque al final es de ustedes y de nadie más. 
Yo sigo trabajando en ello, cumpliendo mis deseos y aprender, siempre, como tocar el piano, que era lo que quería hacer el año pasado, ¡y hoy esta tachado en mi Wish List!
Este año dije: "Este verano tomo clases, porque sí, porque quiero y no tengo porque esperar más". Obviamente, 1 mes es poco tiempo y, mis clases continuarán en cuanto empiecen las normales. 
Algunos me dijeron: "¿Para qué?" "Eso no te sirve, mejor aprende algo productivo" "Ni siquiera tienes un piano, ¿para qué te metes en eso?" "Es mejor la guitarra, a mí me gustaría  Si a ellos les gusta, que lo hagan, pero a mí me gusta esto. 
Otras prefirieron callarse pero no estaban muy convencidas.
Una persona fue la única que me dijo: "Pero si te gusta, pues hazlo" y eso sí se agradece. 
Me miraban con cara de rara, como si estuviera desperdiciando mi tiempo, excepto los de mi clase y el profesor. Ahora ahorraré para un piano de segunda mano y si nadie me detuvo, nadie lo hará ahora. Mientras tanto, el piano de las clases me consuela. 
Y creo que, deben hacer lo que aman, porque al fin y al cabo siempre habrá alguien al que no le guste. 
Foto de libre uso en Internet.

~~~~~
Hay aspectos de mi vida que cambiaron para bien, sin embargo otras cosas fueron decayendo; pude sobrellevar esos cambios aprendiendo nuevas cosas. Lucy Hale dijo en una entrevista: "Encuentren algo que amen hacer y pongan todo su energía en eso... Me concentre en eso, y antes de darme cuenta, pasaba toda una semana sin pensar en mi acné o en mi cuerpo. Debe haber algo que te guste de ti, ¡concéntrate en eso!". Y hoy pude descubrir que es verdad.

-J.